Si te alimentas de quejas, nunca avanzarás.
Si te alimentas de odio, nunca amarás.
Si te alimentas de envidia, nunca disfrutarás.
Si te alimentas de fracasos, nunca aprenderás.

Si te caes, la visión del camino será diferente cuando te levantes.

Si te lastimas, seguramente la herida te recuerde las batallas en tu vida.

Si te enojas, seguramente comprendas que la intolerancia es mala amiga.

Si te adelantas, seguramente aprendas a respetar los tiempos.

Y cuando sepas llegar a tiempo, los enojos serán recuerdos de caídas que te enseñaron a sanar las heridas.

@ErnesPolizzi

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail
rssyoutubeinstagram