La Mirada y el Otro

La mirada, desde el imaginario, determina lugares y funciones. Leemos la mirada del otro y suponemos, interpretamos, que dice o quiere decir algo, de lo cual nos hacemos cargo y funcionamos acorde a ello. RedesConstantemente, estamos esperando que la mirada del otro nos diga qué está bien o mal. Es, ante ella, ante quien nos determinamos, o al menos algo de eso creemos y creamos.

En el uso de las Redes Sociales, hay algo similar pero diferente. Similar, en tanto somos visibles de algún modo, pero diferente, en tanto no lo somos. Parece un juego de palabras y lo es. Las palabras juegan un rol fundamental.

Al publicar algo, un comentario, un post o una foto, esperamos que acontezca la opinión del otro. En este punto podemos decir, que esperamos la mirada de aquel otro ante el cual nos determinamos.  Ahí, en ese punto, es en el que nos hacemos visibles, tomamos forma, nos humanizamos bajo nuestro perfil, inserto en una Red Social. Pero, lo que opera es el anonimato, en tanto nuestro rostro no está expuesto. No estamos socializando cara a cara, sino que la interacción pasa por cantidades divergentes de caracteres, acorde al sitio en el que decidamos publicar nuestras opiniones. Este anonimato posibilita, según mi parecer, que cada uno exponga lo que piensa.

Lo que puede ser, tan beneficioso como peligroso.

¿Lograrán las Redes Sociales que aprendamos a tolerar la diversidad de opiniones? ¿O sólo diversificarán las formas agresivas de dirigirse al otro?

Ni buenas ni malas, sólo un reflejo tal vez exagerado, tal vez no de lo que sucede en la sociedad HOY. 

@ErnesPolizzi

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
rssyoutubeinstagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TrackBack URL

http://ernestinapolizzi.com.ar/mirada-y-otro/trackback/

SUBIR