La perfección no existe sin el error

Pensaba en la perfección, en lo perfecto de algo, una situación, un momento, una palabra, un abrazo, una mirada… etc. Escuchamos constantemente que la perfección no existe y reflexionaba sobre esa frase; para mi incompleta. Porque la perfección no existe, pero sin el error, es decir que existe en tanto la perfección en si misma exige al menos un error.

Equivocarse, reconocerlo, hacer algo diferente, plantea una posibilidad de perfección, que no es lo mismo que resignarse. Y en, LA PERFECCIÓN NO EXISTE, así a secas, hay algo de resignación. Y la resignación habla de un deseo mutilado, de la nostalgia de lo que pudo ser, y de todo aquello que no hicimos para que eso que pensamos, que queremos, que deseamos sea posible.

Tal vez la perfección sea el proceso y no el resultado. Si medimos la perfección por el tiempo de durabilidad, seguramente pensemos que no existe, pero basta con pensar en esos abrazos que nos estremecen, en esas palabras que rebalsan nuestro cuerpo de alegría, en esas miradas en las que podemos encontrarnos, para saber que si existe, que está ahí, en ese segundo, en ese instante y que quizás le estemos exigiendo más de lo que ES.

Tal vez, sólo tal vez, esté en el contemplar, en la sonrisa, en descubrirnos, en perdernos para encontrarnos, en un sueño…

@ErnesPolizzi

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
rssyoutubeinstagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TrackBack URL

http://ernestinapolizzi.com.ar/la-perfeccion-no-existe-sin-el-error/trackback/

SUBIR