CogER-SER

Estábamos conversando con amig@s y de pronto escuché una frase que me cuestiona: ES LESBIANA, ES GAY, NOOOOOOOO PARECE PERO ES HÉTERO. Frase que, además de discriminar, posiciona y define un SER. Parece que aún en estos tiempos, las elecciones sexuales determinan que alguien ES.

Las elecciones en definitiva nos definen en algún punto, dicen de nuestra singularidad, pero no determinan un SER. No somos lo que elegimos, menos aún si de preferencias y gustos sexuales estamos hablando.

¿Qué se modifica en nuestro mundo si con quien estamos hablando le gusta acostarse con hombres, con mujeres o con ambos? Aquí el movimiento tendría más que ver con nosotros que con el otro. Pero sería el otro el que carga con aquello que nos incomoda, que no nos gusta, que nos interpela.

Es constante la insistencia de definir a los demás en una búsqueda paralela en la que sentimos la exigencia de definirnos, bajo una elección sexual, bajo una profesión, bajo una condición social, económica, etc. Y digo bajo no por azar, sino porque considero que en cada concepto uno se coloca por debajo y este sólo aplasta. Aplasta libertades, singularidades, elecciones, amores, sentires, vivencias, experiencias y cada cuestión que tiene relación con el disfrutar.

¿Será que sentimos que disfrutar es pecado? ¿Cuál es la influencia de las religiones en nuestras decisiones? ¿Qué papel juega la moral en nuestras elecciones? ¿Sobre qué parámetros definimos nuestros intereses y a aquellos que nos rodean?

¿En qué conceptos nos ubicamos? ¿En cuáles ubicamos a los otros?

¿Será posible empezar a darle lugar al amor y no a la definición?

@ErnesPolizzi

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
rssyoutubeinstagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TrackBack URL

http://ernestinapolizzi.com.ar/coger-ser/trackback/

SUBIR