La única soledad posible, es el miedo a estar con uno mismo. Cuando estamos bien con nuestro interior, estamos conectados con el mundo.